La Galette des Rois es una tarta tradicionalmente elaborada y consumida en Francia, Quebec, Acadia, Suiza, Luxemburgo y Bélgica, con motivo de la celebración de la Epifanía, que es una fiesta cristiana cuyo fin es conmemorar la visita de los Magos al Niño Jesús; según cada país, se celebra el 6 de enero o el primer domingo posterior al 1ro. de enero.

La Galette des Rois es elaborada a base de pasta hojaldre, a menudo está rellena de crema fangipane (de almendras) y contiene en su interior una “fève” (haba, en español). Aquel que encuentre dicha haba, se convertirá en el rey del día y deberá portar la corona de cartón que suele acompañar la Galette. Esta tarta también se llama galette parisina en las regiones del sur de Francia, donde en su lugar se consume “la corona de reyes” o “el pastel de los reyes”.

Orígenes y costumbres:

En la antigüedad: La Galette de Rois tiene origen en las Saturnalias (fiestas romanas celebradas entre finales de diciembre y principios de enero), durante las cuales los romanos designaban a un esclavo como “rey por un día”. Los festivales saturnales favorecieron la inversión de roles sociales y tuvieron como fin frustrar los días nefastos de Saturno. Durante el banquete, cada gran familia romana usaba el haba del pastel para echar suertes por el príncipe de Saturnalia, quien podía elegir entre conceder cualquier deseo, durante el día antes de ser ejecutado, o regresar a su vida servil. Esta tradición permitió estrechar los afectos domésticos.

Era cristiana: El reparto de este pastel también está asociado a la celebración de los Reyes Magos en la epifanía cristiana. Varios calvinistas, luteranos y algunos católicos se opusieron a esta costumbre pagana, un ejemplo de ello está en los discursos del canónigo de Sanlis, quien en 1664 reprochó el lado festivo del pastel.

Por lo general, la Galette se divide en tantas partes como invitados haya y una más. En la Edad Media, la parte sobrante, llamada “parte del buen Dios”, “parte de la Virgen” o “parte de los pobres”, estaba destinada al primer pobre que llegaba a la casa. Por otra parte, en la tradición Romana, los más jóvenes en la mesa se sentaban debajo de la misma y decidían la justa distribución de porciones entre los invitados, quienes eran anunciados conforme se cortaba el pastel.

¡Deleita tu paladar con este emblemático pastel en Au Pied de Cochon!

La gastronomía de Francia está en parte, arraigada a sus raíces cristianas. Te invitamos a deleitarte con este emblemático pastel en nuestro restaurante Au Pied de Cochon hasta el 9 de enero en su presentación individual; de igual manera, lo podrás pedir para llevar en su presentación familiar para poder festejar en casa y seguir con la tradición parisina de degustar una imperdible Galette rellena de crema de almendras.

¡Feliz año te desea toda la familia de Grupo Presidente!

Hasta la próxima.

A %d blogueros les gusta esto: